Formas orgánicas

Ver galería
del proyecto

       Concluí mis estudios de Medicina Veterinaria y por lo tanto tengo conocimientos que apoyan mi curiosidad en las formas orgánicas y en ver la vida en tejidos, como un pequeño universo, nuevo y sumamente especializado. Como cuando un niño curioso abre el cofre de un automóvil por primera vez.

       Los resultados obtenidos en esta piezas remiten sobre todo a mi sexualidad. El punto de partida es una sensación de excitación y una repulsión hacia los genitales. Por la complejidad de la morfología orgánica, termina siendo una nueva sensación de aceptación y sobre todo un gusto por entablar una relación, conocerlas, amarlas y darles un lugar especial. No hay cabida en lo negativo, lo grotesco o en el impacto, más bien una relación de curiosidad y una admiración por la belleza en lo específico. No son del todo seres, pero remiten a un tejido viviente que siente y tiene cierto grado de consciencia.

       Tal como un hongo o un nuevo poblador, estas piezas intervienen el espacio adaptándose a superficies. La naturaleza del barro exige el oxígeno. El acabado final remitie a un tejido y carne viva.